volver a actualidad
Recursos educativos para acompañar el aprendizaje híbrido

En las últimas décadas hemos asumido un rol activo en la revolución digital, utilizando nuestra experiencia en la edición de material didáctico para encontrar nuevas herramientas tecnológicas y de contenidos que faciliten los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Es por eso que desde Compartir, el área de Santillana que impulsa la innovación educativa, hemos desarrollado un conjunto de recursos educativos para acompañar el aprendizaje híbrido en primaria y secundaria.

La nueva generación de recursos educativos incluye Videolecciones para primaria y Recursos Inclusivos Educativos (RIE) para primaria y secundaria. Ambas son propuestas digitales, con un formato moderno e interactivo, que diversifican las vías de acceso a la información de docentes y estudiantes. 

El elemento innovador radica en las herramientas tecnológicas que ofrecen y en las actividades digitales y audiovisuales que se pueden realizar al utilizarlos. Esto hace posible una interacción constante para fomentar aprendizajes significativos e inclusivos.

 

Los RIE generan motivación extra, trabajo colaborativo, interacciones grupales y estímulos creativos para las áreas de Lengua, Matemática, Ciencias Naturales y Ciencias Sociales en primaria. Mientras que en secundaria están disponibles para las áreas de Historia, Geografía, Idioma Español, Matemática y Biología. En total incluyen 638 recursos de primaria y 613 de secundaria, cada uno de los cuales propone actividades digitales trazables y apegadas al currículum nacional.

Con las Videolecciones buscamos apoyar los procesos de enseñanza y aprendizaje con el lenguaje cada vez más utilizado por las generaciones más jóvenes: el audiovisual. Las videolecciones están basadas en el contenido del programa escolar y se encuentran alojadas en la plataforma educativa de Santillana. Brindan un espacio seguro de conexión y con contenidos curados y creados por educadores y educadoras.

 

Por su parte, los y las docentes tendrán la analítica del proceso de aprendizaje de cada estudiante, el cual puede ser usado como insumo para el diseño de evaluaciones formativas. Para validar el aprendizaje, se incluye un moderno sistema que permite medir, recolectar y analizar los datos sobre las interacciones que realiza el estudiantado al utilizar los recursos en cualquier momento, con el objetivo de mejorar, optimizar y adaptar su proceso de aprendizaje. Gracias a este innovador sistema, el o la docente obtendrá información precisa para brindar retroalimentaciones personalizadas centradas en los logros y en las oportunidades de mejora de cada estudiante.

 

Estudio revela la necesidad de integrar la tecnología en la educación

Además de los beneficios mencionados para estudiantes y docentes, Compartir también responde a la necesidad de las familias de integrar la tecnología con la educación para el próximo regreso de sus hijos e hijas a las aulas de manera presencial. Según un estudio realizado en varios países de América Latina por la consultora internacional Synergein Research, se demostró que 7 de cada 10 familias muestran interés porque la educación de sus hijas e hijos sea más tecnológica.

Asimismo, el estudio indica que el 80% de las familias señalan que con la pandemia han pasado más tiempo de calidad con sus hijos o hijas, conociendo de cerca su proceso de aprendizaje. Por eso, a la hora de elegir un centro educativo, también tienen en cuenta factores como el proyecto educativo y la metodología (94,7%), los resultados académicos (69,2%) y la proximidad del colegio al hogar (66,5%).